El camping Port de la Selva en el Cabo de Creus

La Cala Taballera, a poca distancia del camping

Hay una zona en la Costa Brava que hay que visitar sí o sí. Se trata del Cabo de Creus (Cap de Creus en catalán). Es el punto más oriental de la Península Ibérica, en la provincia de Gerona. Con sus calas, sus atardeceres rojos y una clima agradable, el Parque Natural del Cabo de Creus es un destino turístico preferente.

El camping Port de la Selva

Tratándose de un parque natural y de un lugar tan pintoresco (fue inspiración de Julio Verne para su obra El faro del fin del mundo, y de Salvador Dalí para El gran masturbador), lo lógico es pensar que disfrutar de unos días en este lugar no está al alcance de cualquier bolsillo. Nada más lejos de la realidad: Cabo de Creus es un destino al que se puede viajar barato.

Una de las maneras de ahorrar al viajar es elegir un alojamiento barato, y para esto, un camping. En concreto, una buena elección en el Cabo de Creus es el camping de Port de la Selva. A menos de un kilómetro del pueblo, este camping tiene todo lo necesario: bar, supermercado, piscina, baños y zona de juegos. Sin duda, un destino cómodo.

No hay que olvidar el precio del camping: 8 euros el coche, 8 euros la tienda y 4 euros por persona. En definitiva, se puede disfrutar del Cabo de Creus y de sus calas (como la bonita y de difícil acceso Cala Taballera) por poco dinero y con toda la comodidad necesaria.

Además de hallarse cerca a las mejores calas del cabo y a poca distancia de Cadaqués, el camping de Port de la Selva es un destino silencioso por la noche. No se trata de un camping desierto –hay bastantes tiendas y caravanas-, pero se cumple a rajatabla la norma de guardar silencio a partir de las doce de la noche, y esto es siempre algo que se agradece.

 

Fuente: Agenicas.