Los cruceros por el Mediterráneo tendrán al puerto de Barcelona como referencia

El "Epic", recién estrenado en Rotterdam

El crucero Norwegian Epic embarcará y desembarcará a 4.000 personas cada semana en el puerto de Barcelona. Así será, después de haber sido inaugurado en el puerto de Rotterdam. Y no es el único crucero que tendrá a Barcelona como cuartel general; el Liberty of the Seas, de la compañía Royal Caribbean, le hará la competencia por los turistas de la ciudad condal.

El tercer crucero más grande del mundo

El Norwegian Epic es el mayor de los barcos centrados en el free style (sin imposiciones sobre horarios o indumentaria), con 5.200 pasajeros. Sólo está, por tanto, por detrás de los gigantes de Royal Caribbean. Cuenta con 21 espacios de restauración, un parque acuático y hasta un spa enorme. Además, tiene un Posh Beach Club (para los de las suites), pero también hay un club de playa de estilo ibicenco para quienes prefieren unas vacaciones baratas.

Con el contrato de este crucero por parte del puerto de Barcelona, comienza la pugna entre el Norwegian Epic y el Liberty of the Seas por los viajeros europeos y estadounidenses que quieran conocer la capital catalana. El Norwegian Epic ofrecerá 23 rutas de una semana a partir de 649 euros. Estas rutas tendrán las siguientes paradas por el Mediterráneo: Barcelona, Florencia, Roma, Nápoles, Mallorca y vuelta a Barcelona.

Sin duda, disfrutar de todo el lujo disponible en uno de estos cruceros no es un ejemplo de turismo barato, ni de vacaciones low cost. Pero, limitándose a lo básico, este tipo de cruceros son ciertamente una manera de visitar -aunque por poco tiempo- distintas ciudades en unas vacaciones no demasiado largas y por unos precios que pueden ser asumibles (siempre que no nos alojemos en una suite de esas que son “un barco de lujo dentro del barco”).