Vacaciones diferentes: ir en catamarán

Un catamarán es un tipo de embarcación qucatamarane consiste en dos cascos unidos por un marco. Pueden ser propulsados a vela o moto, pero generalmente tienen dos motores, uno para cada casco. Los catamaranes son diseños relativamente nuevos en lo que respecta a las embarcaciones modernas de ocio (como las que se pueden ver aquí) o trabajo, y han tenido que enfrentarse con un notable escepticismo por parte de algunos marineros acostumbrados a diseños mucho más tradicionales.

Hoy en día, los catamaranes son una opción muy popular debido a su alta estabilidad, la cantidad de espacio y seguridad. Sin duda, ir en un catamarán supone una forma de diferente y original de disfrutar de unas vacaciones.

Los catamaranes han ido ganando terreno desde hace varios años y están a punto de convertirse en los barcos de alquiler más populares. Los catamaranes ofrecen el doble de espacio y estabilidad que los barcos de vela regulares. Al alquilar un catamarán, se tiene mucho espacio, comodidad y privacidad; por ello, estos barcos son ideales para familias, parejas y grupos de amigos. Encima, la estabilidad que ofrecen ayuda mucho a aquellos propensos al mareo. Los catamaranes son bastante rápidos y su poco calado les permite acceder a muchas calas y playas privadas lo que supone un gran atractivo para un viaje.

Por otro lado, los catamaranes de alquiler son mucho más seguros que los monocascos. Casi no pueden hundirse. A causa del gran dinamismo que tiene, todo el barco actúa como una especie de balsa. Los catamaranes tienen una gran maniobrabilidad pues la mayoría de los catamaranes tienen dos motores y son mucho más fáciles de atracar que un monocasco de un solo motor.

Además al alquilar un catamarán, se logra más espacio del que se consigue con un barco a vela normal. Así, los camarotes, las áreas de descanso y los gratiles se reparten en dos cascos. Encima, hay más espacio en la cubierta y la cabina de un catamarán es dos veces mayor que la de un monocasco. Por todo ello, un mayor espacio permite una mayor privacidad.

En un catamarán se puede vivir la experiencia de navegar en familia o con amigos en un barco con todas las comodidades de un apartamento. Se podrá visitar calas y playas maravillosas, a las cuales solo se puede llegar en barco. Una vez este el barco fondeado, se podrá tomar el sol, escuchar música, leer un libro o degustar una sabrosa comida mientras se disfruta del paisaje, del mar, el sol y de la brisa del mar. Y si el tiempo acompaña, siempre se podrá disfrutar con un baño refrescante en aguas cristalinas.

 

Foto vía Living Nautic http://www.livingnautic.com/barco-1299/voyage-440.html

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *