San José: el punto neurálgico de Costa Rica

Hoy toca hablar de un destino internacional y fascinante. Si eres de los que aman la cultura y el arte, de los que son movidos impetuosamente por su curiosidad y viajan con pasión, quizá deberíais plantearos visitar San José, en Costa Rica.

Recorrido cultural por sus museos

Cuando uno piensa en Costa Rica, quizá vengan los prejuicios a llenarnos la cabeza de imágenes de playas paradisíacas, de palmeras y cócteles dulzones. Pero dejemos los estereotipos a un lado. Costa Rica es mucho más que todo esto, es un destino cultural de un valor inimaginable. Para demostrarlo, vamos a empezar por los museos ya que, si eres un cultureta que adora pasar horas en los museos, disfrutarás allí.

Un buen lugar para comenzar el recorrido por los museos es, sin duda, la Plaza de la Cultura.En ella podéis ver los Museos de Oro Precolombino. Aquí viajarás en el tiempo casi sin quererlo. En su interior aguardan las valiosísimas piezas de oro que los indígenas confeccionaron. Allí podréis ver formas de animales, guerreros y otros muchos elementos a través de los cuales podréis entender la vida de las tribus de la zona.

Y siguiendo con las cosas de valor que brillan. En esta plaza también encontrareis el museo de Numismática del Banco Central, en él podréis disfrutar de la historia de la moneda de Costa Rica.

Quizá estos dos museos o sepan a poco. Si es así no os preocupéis porque Costa Rica tiene mucho más esperando en la recámara. Aún os queda por ver el Museo de Jade. En éste podrás encontrar el mayor exhibidor de jade precolombino de América. Que se dice pronto. Su distribución de las salas, moderna y vistosa te encantará.

Y por supuesto, para los amantes del arte, Costa Rica tiene un museo de arte contemporáneo fascinante. Además, se encuentra en un lugar muy pero que muy peculiar. Concretamente, éste está situado en la antigua bodega de rones de la Fábrica Nacional de Licores encontrareis el Museo de arte y diseño contemporáneo. Tiene seis salas de exposiciones y en ellas hay colecciones permanentes y temporales. Es un museo “moderno” en el que ofrecen propuestas innovadoras, ciclos de cine, videoteca…

Pero, antes de ponerte a planificar tu viaje y tu aventura, recuerda que la mejor manera de que todo salga a pedir de boca es haciéndolo con un seguro de viaje internacional. Contratar un seguro es la mejor manera de hacerlo tranquilo.

Música, dulce música

Imaginamos que estáis al tanto de que, por ejemplo, en Madrid, la fiesta de Año Nuevo se celebra cada Nochevieja en la Puerta del Sol, ¿verdad? Bueno, pues algo parecido ocurría en San José de Costa Rica hasta el año 1930. El saludo al Año Nuevo se daba en el Parque Morazán. Por desgracia, ya no cumple dicha finalidad, pero siempre es curioso comprobar como las ciudades están vivas y cambian. Una actividad típica de este parque eran los populares conciertos musicales de la ciudad. Por eso más a delante se mejoró el acabado arquitectónico y se adecuó la acústica. Entonces paso a llamarse el Templo de la Música.

 Puerta de entrada a las maravillas de Costa Rica

San José solo es el principio de Costa Rica. Desde su capital se puede girar la cabeza para contemplar muchas de las maravillas que nos aguardan en el resto del territorio nacional. Hemos hablado de museos y música, pero también hay playas. Por ejemplo, si decidís viajar hasta allí podéis pasar el día en un lugar paradisiaco. A 90 kilómetros de San José podréis encontrar su playa más cercana. Se trata de Puntarenas. Un lugar idílico para tomar el sol y bañarse tranquilamente.

Si, por el contrario, preferís algo más arriesgado y menos tranquilo, tenéis a vuestra disposición la tirolina más larga de todo San José. Se encuentra en la zona de Monteverde y cuenta con unos nada desdeñables 980 metros que te harán sobrevolar la selva. Y claro, también tiene riquezas y parajes para aquellos que adoran la naturaleza. Si os gusta más la naturaleza no podéis dejar de ir al volcán Arenal o al Parque nacional Volcán Poás. Las vistas no podrían ser mejores.

Como ya hemos podido comprobar es un destino riquísimo con una diversidad de opciones infinita. Ahora solo queda en vuestras manos el disfrutar de la naturaleza, de los museos y de la música. Eso sí, tened en cuenta que, si vais a desplazaros hasta allí, lo recomendable es que os hagáis con un seguro de viaje internacional que os proteja frente a eventualidades inesperadas, urgencias médicas, necesidad de cancelar el viaje o pérdidas de equipaje. Nosotros te recomendamos Coverontrip: Seguro de Viaje Diferente, una empresa innovadora con la que podrás contratar su seguro de viaje en unos pocos clics.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *